2,637% subió el desempleo y 25% bajó la contaminación: dramáticos contrastes del coronavirus en Nueva York

¿Alguien duda que Nueva York haya cambiado dramáticamente en las últimas semanas?

Más allá de la obvia percepción de las calles solitarias, las mascarillas y las historias de contagio y cuarentena, ya hay cifras oficiales que confirman la gravedad de una crisis que amenaza con prolongarse más allá del aspecto hospitalario, según reporte de The New York Times. 

  • 2,637% aumento de las solicitudes de desempleo

Durante la semana del 22 de marzo, se hicieron casi 144 mil reclamos de desempleo en la ciudad de Nueva York. Eso constituyó un aumento de 2,637% respecto al año pasado, cuando en el mismo marco de tiempo hubo 5,300 casos. Y desde entonces las cifras no han dejado de subir en todo el estado. 

  • 10% menos consumo de electricidad

La caída empezó cuando las oficinas y escuelas comenzaron a cerrarse, y se aceleraron durante el resto de marzo. A finales de mes, el uso de energía de la ciudad se redujo en más del 10%, según el Operador del Sistema Independiente de Nueva York (NYISO), la agencia responsable de administrar la red eléctrica del estado.

El cambio fue más pronunciado en las mañanas laborales, de lunes a viernes, cuando el uso normalmente aumenta. Con los trabajadores no esenciales ordenados a quedarse en casa, muchos comenzaron a dormir más o al menos despertarse más tarde de lo habitual.

  • 90% disminución en el uso del Metro

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) ha luchado durante los últimos tres años para mejorar un sistema en ruinas y con déficit histórico, pero imprescindible para los neoyorquinos.

El año pasado, durante una semana a mediados de abril, se registraron 34 millones de entradas en el Metro de NYC. Ese número se redujo a sólo 2.5 millones durante la semana que finalizó el 11 de abril. Los descensos más pronunciados se registraron en Manhattan, mientras que El Bronx, que tiene la tasa de pobreza más alta de los distritos de NYC, vio la menor caída en la cantidad de pasajeros.

  • 60% cae el tráfico en los puentes y túneles más concurridos y 100% sube el exceso de velocidad

El primer lunes de marzo, más de 850 mil vehículos viajaron a través de los nueve cruces de la ciudad administrados por la MTA, incluyendo el Túnel Queens-Midtown y el Puente Verrazzano-Narrows. Tres semanas después, ese número se había desplomado a unos 351 mil.

Las carreteras menos congestionadas dieron a los conductores una nueva sensación de libertad. Las cámaras de velocidad automáticas de la ciudad emitieron cerca de 25 mil multas por exceso de velocidad en un sólo día a fines de marzo, el doble del número del mes anterior, según datos oficiales.

Aún así, los caminos han parecido más seguros. Los accidentes de tráfico en general cayeron casi 60%, con un poco más de mil colisiones de vehículos automotores reportados durante la última semana de marzo, según un análisis de datos policiales.

  • 288% más personas se inscribieron para ser voluntarios

Muchos neoyorquinos se ofrecen como voluntarios cada año, pero sólo marzo tuvo un aumento de casi tres veces el número de solicitudes de voluntarios: 6,500 en comparación con alrededor de 2,400 el año pasado, según datos de New York Cares, una red expansiva de voluntarios, que se asoció con la ciudad para coordinar los esfuerzos de alivio del coronavirus.

El gran aumento en aquellos deseosos por ayudar a sus comunidades a menudo se dirigió hacia programas de alimentos y apoyo social para adultos mayores, las principales áreas de necesidad en todo NYC.

  • 25% baja la contaminación del aire

Al caer el tráfico vial y el consumo eléctrico, sin sorpresas la calidad del aire ha mejorado enormemente, con una disminución promedio de 25% en la contaminación en toda la ciudad, según datos de monitores ambientales estatales.

Staten Island mostró la mejor caída, con 35%. Una gran noticia para un condado de mala reputación por los vertidos de basura y cielos nocivos por tráfico pesado de autos, transbordadores y barcazas en el puerto de Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *