Nueva York registra 606 muertes en 24 horas lo que significa la cifra más baja en últimos 10 días

Justo cuando el presidente Donald Trump insiste en reabrir el país lo más pronto posible para que la economía no se siga yendo a pique, y cuando millones de neoyorquinos están empezando a desesperarse por el confinamiento y la falta de ingresos por el desempleo, el gobernador Andrew Cuomo dijo que el cierre de Nueva York para evitar la propagación del coronavirus se extenderá hasta el 15 de mayo.

La cuarentena y la clausura de escuelas y negocios no esenciales, todavía estarán en pie por lo menos un mes más. Las muertes registradas en las últimas 24 horas fueron de 606, la cifra menor en 10 días, que elevó el total de fatalidades a 12,192 y los contagios alcanzaron los 214,800 casos. Dentro de esos datos, 117,565 contagiados y 7,563 muertes, pertenecen a la Gran Manzana. Estos eran los números más actuales hasta el cierre de esta edición.

Así lo anunció este jueves el mandatario estatal, tras explicar que levantar los cierres y las medidas impuestas hasta ahora, para frenar la propagación del COVID-19, sería un acto irresponsable, pues el nivel de contagios sigue siendo alto, y volver a la normalidad en este momento generaría un posible resurgimiento del brote. Cuomo agregó que la decisión fue tomada junto a los estados de Nueva Jersey, Pensilvania, Rhode Island, Connecticut, Massachusetts y Delaware, con los que Nueva York está trabajando en un plan conjunto de reapertura gradual de las economías cuando la pandemia esté controlada.

“Tenemos que seguir haciendo lo que estamos haciendo. Me gustaría ver que la tasa de infección baje aún más. Las políticas de tener en pausa a Nueva York, las políticas de cierre, se extenderán en coordinación con otros estados hasta el 15 de mayo”, manifestó el líder demócrata. “Necesito un plan de acción coordinado con los otros estados. Entonces, en este mes, continuaremos con las políticas de cierre. ¿Qué pasará después de eso? No lo sé. Veremos qué muestran los datos. No quiero hacer proyecciones más allá de ese período“.

Baja el número de hospitalizaciones

El Gobernador lamentó profundamente las muertes que se registraron a causa del COVID-19 en el último día, pero hablando de cifras, aseguró que la disminución con respecto a los últimos días en las fatalidades, al igual que la reducción de las hospitalizaciones, que bajaron de 18,000 a 17,000 y la disminución de pacientes en unidades de cuidados intensivos y entubados, son una buena señal.

La buena noticia es que esto significa que podemos controlar a la bestia. Significa que podemos controlar la propagación del virus”, dijo Cuomo. “¿Cuándo se moverá la curva?: no lo sabemos, pero tres días consecutivos con promedios hacia la baja son confiables. La mala noticia es que 2,000 y pico de personas siguen siendo admitidas cada día en los hospitales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *