Thiem es campeón en EUA

NEW YORK, NEW YORK - SEPTEMBER 13: Dominic Thiem of Austria celebrates with championship trophy after winning in a tie-breaker during his Men's Singles final match against Alexander Zverev of Germany on Day Fourteen of the 2020 US Open at the USTA Billie Jean King National Tennis Center on September 13, 2020 in the Queens borough of New York City. Matthew Stockman/Getty Images/AFP

NEW YORK, NEW YORK – SEPTEMBER 13: Dominic Thiem of Austria celebrates with championship trophy after winning in a tie-breaker during his Men’s Singles final match against Alexander Zverev of Germany on Day Fourteen of the 2020 US Open at the USTA Billie Jean King National Tennis Center on September 13, 2020 in the Queens borough of New York City. Matthew Stockman/Getty Images/AFP

Con una heroica e inédi­ta remontada, el austriaco Dominic Thiem doblegó este domingo al alemán Alexander Zverev en la fi­nal del Abierto de Esta­dos Unidos, conquistando su primer título de Grand Slam y el primero que el ‘Big Three’ del tenis dejó li­bre desde 2016.

Thiem, segundo sem­brado, derrotó a Zverev, quinto, por 2-6, 4-6, 6-4, 6-3 y 7-6 (8/6) en cuatro horas y un minuto de jue­go sobre la pista princi­pal de Flushing Meadows (Nueva York), sin público en las gradas por culpa del coronavirus.

Al borde de perder su cuarta final seguida de Grand Slam, Thiem fue el primer tenista capaz de re­montar dos sets en contra en una final del Abierto es­tadounidense desde el ini­cio de la era abierta hace medio siglo.

Abriendo un nuevo ca­pítulo en la historia de es­te deporte, Thiem dio por terminada una racha de 13 torneos de Grand Slam acumulados por Djokovic, Nadal y Federer.

Thiem es también el pri­mer ganador de un ‘Ma­jor’ nacido en la década de 1990 y el primero en es­trenarse en el palmarés de los Grand Slams desde el croata Marin Cilic en 2014.

Zverev, el finalista más jo­ven de un Grand Slam des­de Djokovic en 2010, no pudo reprimir el dolor y las lágrimas al recordar a sus padres, ambos tenistas, que no pudieron acompañarle a Nueva York por haber dado positivo por coronavirus.

“Los extraño (…) Esto es muy duro”, afirmó.

“Ojalá pudieran haber dos ganadores hoy, real­mente lo mereciste”, le dijo Thiem.

Visto como el heredero del ‘Big Three’, Thiem tu­vo que esperar largos años hasta que se le abriera es­ta gran oportunidad en el Abierto, con Federer y Na­dal ausentes de Nueva York y Djokovic descalificado por una acción antideportiva en octavos.

En Nueva York, el aus­triaco llegaba después de una cruel tercera derrota ante Djokovic en cinco sets en la final del Abierto de Australia, de la que parecía repuesto al ganar con faci­lidad en semifinales al otro favorito del US Open, el ru­so Daniil Medvedev.

Pero en la final ante Zve­rev, a quien había batido en siete de sus nueve enfrenta­mientos (la última en semi­finales del Abierto de Aus­tralia), al austriaco se le vino encima la presión.

Durante las dos horas ini­ciales, Thiem se encamina­ba hacia el ingrato club de jugadores que han perdido sus primeras cuatro finales de Grand Slam, del que for­man parte Andy Murray y Ivan Lendl. Zverev, con uno de los mejores saques del circuito, no necesitó de su mejor actuación al servicio (15 ‘aces’ en el partido por 8 de su rival) para tomar ini­cialmente distancia.

Desde Muster en el 1995
Austríaco.

La victoria de Thiem, primer austriaco en conquistar un Grand Slam desde Thomas Muster en 1995, echa el cierre al Abierto de Estados Unidos más excepcional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *