Último día para que congresistas aprueben nuevo paquete de estímulo antes de pausa legislativa

En caso de que los legisladores federales no lleguen a un acuerdo este viernes sobre un nuevo paquete de estímulo, los estadounidenses tendrán que esperar al menos hasta el 8 de septiembre cuando se retomen las labores legislativas para ver el rumbo que tomen las propuestas de nueva ayuda económica.

El calendario de actividades del Senado, organismo desde el que se lidera la discusión sobre el nuevo borrador, indica que los legisladores recesarán nuevamente hasta el 8 de septiembre.

Así las cosas, este viernes, 7 de agosto, es clave para que se llegue a una decisión sobre la ley HEALS, presentada por los republicanos en el Senado.

Hasta este jueves, las partes no habían llegado a un acuerdo sobre el paquete de ayuda.

Una de los principales tranques en la discusión es el tema de la extensión del desempleo.

Ayer, los demócratas, encabezados por la portavoz de la mayoría en la Cámara, Nancy Pelosi, insistieron en que no cederán al plan para que un aumento en la ayuda sea de menos de $600; algunos reportes apuntan a que los republicanos respaldan $200 semanales adicionales.

“Nosotros no vamos a tener una extensión a corto plazo”, dijo Pelosi, cuya delegación en la Cámara aproó en mayo pasado la ley HEROES de $3 billones que, entre otras cosas, dispone una extensión de $600 semanales de ayuda por desempleo hasta enero del 2021.

El demócrata por Nueva York, Charles Schumer, secundó a Pelosi pero con el argumento de que los republicanos están poniéndole una “curita” al problema económico.

“Nosotros creemos que los pacientes necesitan una operación mayor mientras los republicanos quieren aplicar una ‘curita’ (band-aid)”, sostuvo Schumer. “Nosotros no vamos a permitir que ellos aprueben una ‘curita’, se vayan a la casa y dejen a los estadounidenses sangrando”, planteó.

Otro asunto que mantiene en jaque las negociaciones son posibles fondos que le serían asignados a los estados, con algunos republicanos reacios a que estados demócratas como Nueva York reciban dinero.

La mano de Trump

En vista del tranque en las negociaciones, el presidente Donald Trump anticipó este jueves que podría firmar una orden ejecutiva para darle paso a algunas medidas de impacto económico.

“Al salir de la Oficina Oval hacia Ohio he notificado a mi personal que continúe trabajando en una orden ejecutiva con respecto a la reducción de impuestos de nómina, protecciones de desalojo, extensiones de desempleo y opciones de pago de préstamos estudiantiles”, afirmó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, Trump no ha mención a la tan sonada medida que garantizaría cheques a individuos y familias, uno de los beneficios más esperados por los estadounidenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *