EU: Schumer pide destitución de Trump; Guardia Nacional de NY y NJ rumbo a Washington

NUEVA YORK – El senador de Nueva York, Chuck Schumer, el líder demócrata del Senado de los Estados Unidos, pidió la destitución inmediata de Donald Trump de su cargo el jueves, diciendo que el presidente ya no estaba en condiciones de servir después de los disturbios sin precedentes en el Capitolio.

“Lo que sucedió ayer en el Capitolio de Estados Unidos fue una insurrección contra Estados Unidos, incitada por el presidente. Este presidente no debería ocupar el cargo ni un día más”, dijo el político neoyorquino de larga data en un comunicado.

“La forma más rápida y eficaz, que se puede hacer hoy, de destituir a este presidente de su cargo sería que el vicepresidente invocara de inmediato la enmienda 25”, agregó. “Si el vicepresidente y el gabinete se niegan a levantarse, el Congreso debería volver a reunirse para acusar al presidente”.

Schumer se une a una lista creciente de políticos y otros que piden que se invoque la Enmienda 25 en este caso. En la historia de Estados Unidos, solo se ha invocado seis veces.

Mientras tanto, las consecuencias continúan por el asedio al Capitolio que dejó cuatro personas muertas, incluida una mujer de San Diego que recibió un disparo mientras protestaba en nombre de Trump.

Cerca de 2,000 miembros de la Guardia Nacional de Nueva York y Nueva Jersey se están desplegando para ayudar con la respuesta a los disturbios del Capitolio en Washington, DC, mientras que el Departamento de Policía de Nueva York les dice a sus oficiales que estén alerta por “posibles disturbios” y protestas en toda la ciudad en el después del asedio que obligó al Congreso a detener temporalmente sus esfuerzos para afirmar la victoria del presidente electo Joe Biden.

El departamento dijo en un memorando obtenido por NBC New York de un alto funcionario policial que debido a la violenta turba que viola el Capitolio de Estados Unidos, todos los miembros deben “ejercer una mayor vigilancia y conciencia” de las protestas que estallan.

El NYPD dijo que las áreas de preocupación incluyen edificios gubernamentales, sedes de medios, instituciones financieras y propiedades asociadas con Trump, se lee en el memo. Eso incluye la Torre Trump en el centro de la ciudad, que ha sido escenario de muchas protestas durante el curso de la administración Trump. Era uno de alrededor de media docena de lugares donde se esperaba que los manifestantes pidieran una investigación sobre la respuesta electoral del presidente Donald Trump.

Los edificios del Capitolio en varios estados fueron cerrados o la seguridad alrededor de ellos se reforzó el miércoles en respuesta a las protestas locales y al caos alrededor del Capitolio en Washington, informa NBC News. Se tomaron medidas de precaución en Georgia, Texas, Nuevo México, Wyoming, Utah, Kansas, Michigan, Pensilvania, Arizona, Wisconsin, Colorado y California.

En la ciudad hubo algunas manifestaciones, aunque formaron parte de un mensaje muy diferente. Fuera del Trump International Hotel en Columbus Circle, había más policías y barricadas que manifestantes, pero los que se presentaron el miércoles por la noche no estaban allí para protestar por el resultado de las elecciones, sino para expresar su indignación hacia la administración.

Algunas docenas de manifestantes participaron durante aproximadamente una hora antes de que se dispersaran pacíficamente. Un grupo separado comenzó en Times Square y marchó hacia el área, pero a las 8 p.m. ese grupo se había dispersado casi por completo.

Aunque las protestas fueron mucho más pequeñas de lo anticipado, la policía todavía estaba en el hotel Trump, monitoreando a todos los que entraban o salían del edificio. Otro grupo ha dicho que están planeando un mitin anti-Trump en Barclays Center a las 6 p.m. del jueves.

El recuento de votos del Colegio Electoral de todos los estados el miércoles debería haber marcado el proceso final antes de la toma de posesión de Biden a finales de este mes y estaba programado para suceder cuando la carrera de desempate del Senado de Georgia dio a los demócratas el control de la cámara del Congreso después de que NBC proyectó que Jon Ossoff derrotó a David Perdue. Pero miles de partidarios de Trump llegaron a D.C. antes de la votación.

A media tarde, los procedimientos del Congreso tuvieron que detenerse cuando esos partidarios tomaron por asalto las barricadas instaladas fuera del complejo del Capitolio de los Estados Unidos. Se evacuaron varios edificios, incluidos la Cámara y el Senado; se les dijo a los reporteros que permanecieran en la galería de prensa del Senado ya que las puertas estaban cerradas por su propia seguridad. Se entregaron máscaras de gas a los miembros del Congreso cuando se violó el Capitolio.

Una mujer murió después de que un miembro de las fuerzas del orden le disparara dentro del Capitolio de los Estados Unidos, según dos agencias policiales. La policía de Washington D.C. dijo más tarde que otras tres personas murieron como resultado de emergencias médicas, pero no reveló si eran manifestantes u otras personas.

Durante el caos, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley le dijeron a NBC News que al menos dos artefactos explosivos improvisados ​​fueron encontrados y luego puestos a salvo, dijo la Oficina de Campo del FBI en Washington.

El jueves por la mañana temprano, después de volver a reunirse, el Congreso certificó oficialmente a Joe Biden y Kamala Harris como el próximo presidente y vicepresidente.

En un comunicado, el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dijo: “El hecho de que todos nos despertamos esta mañana a la realidad de la elección del presidente electo Joe Biden formalizada por el Congreso de los Estados Unidos es una prueba de que nuestra democracia es más fuerte que una turba desquiciada. “

Murphy continuó llamando a los insondables eventos que tuvieron lugar el miércoles “como uno de los días más oscuros en la historia de nuestra nación” y pidió el arresto de quienes formaron parte de la mafia y violaron el Capitolio.

“Todo insurrecto que intentó derrocar la elección libre y justa del presidente electo Biden debe ser identificado, arrestado y procesado con toda la extensión de la ley por profanar la cuna de la democracia estadounidense”, decía en parte la declaración de Murphy. “No se les debe dar cuartel. No son patriotas. Son la antítesis de lo que significa ser estadounidense”.

“Esto no fue una protesta. Fue un acto de terrorismo interno impulsado por el propio presidente y sus secuaces”.

Durante su conferencia de prensa diaria sobre el COVID-19, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, compartió sentimientos similares.

“Vi, como muchos de ustedes vieron ayer, los eventos en Washington, DC con conmoción, con dolor”, dijo el alcalde, y agregó que está agradecido de que ningún miembro del Congreso haya resultado herido o asesinado.

De Blasio continuó diciendo que el caos en el Capitolio “es lo que parece el camino hacia el fascismo” y que los eventos y la mafia, que describió como incitados por el presidente Donald Trump, como “traición”.

“Ya no debería ser presidente”, dijo de Blasio. “Es un hombre peligroso. Está claro que no debería estar en el cargo. No me estoy perdiendo el hecho de que el proceso de juicio político o el uso de la Enmienda 25 … pueden suceder en dos semanas, pero debería suceder. debería suceder porque literalmente atacó al gobierno de los Estados Unidos de América. ¡Eso es traición! “

Temprano en la noche, el presidente electo Joe Biden pidió al presidente Trump que saliera a la televisión y le dijera a los manifestantes que se fueran a casa, diciendo: “Esto no es disensión. Es desorden. Es caos. Limita con la sedición”. Minutos después, Trump tuiteó un video de él diciendo eso, pero también les dijo a los manifestantes que “los amamos, son muy especiales” y repetidamente (y falsamente) insistió en que la elección fue robada, diciendo “sabemos cómo se sienten . “

Posteriormente, Twitter bloqueó la cuenta del presidente durante 12 horas y eliminó tres tweets, incluido el video que publicó, citando violaciones “repetidas y graves” de su política de integridad cívica. También declaró que más violaciones resultarían en la eliminación de la cuenta. Facebook también bloqueó las cuentas del presidente en el sitio e Instagram durante 24 horas, y posteriormente dijo que la misma permanerán bloqueadas de forma indefinida.

Un manifestante que dijo que había violado el Capitolio le dijo a Adam Kuperstein de NBC New York que el llamado a la paz del presidente Trump es “su responsabilidad. Es nuestra responsabilidad hacerle frente a nuestro gobierno”.

El presidente activó la Guardia Nacional en Washington D.C. para responder a las protestas. El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dijo el jueves que había autorizado el despliegue de 500 miembros de la Guardia Nacional de su estado para ayudar con la respuesta y “facilitar la transición pacífica del poder”. La noche anterior, dijo que había enviado un contingente de 50 policías estatales para ayudar también.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, calificó el caos del miércoles como un “intento fallido de un golpe de estado” y “el capítulo final de una administración incompetente, cruel y divisiva”. Más tarde dijo en un tuit que desplegaría a miembros de la Guardia Nacional de Nueva York hacia D.C. por hasta dos semanas.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, apuntó al senador de Missouri Josh Hawley, quien era una de las voces más fuertes que había estado pidiendo objeciones a los votos del colegio electoral y una investigación sobre las elecciones, basándose en afirmaciones infundadas de fraude electoral.

“Nada de la violencia de hoy ocurre sin las acciones sediciosas de
@HawleyMO. Desató un incidente violento que puso en peligro vidas y amenazó la santidad de nuestra democracia solo para promover sus propias ambiciones políticas “, tuiteó de Blasio.

Alrededor de las 5 p.m., el video mostraba a los agentes de policía usando escudos para sacar a los manifestantes de los escalones más altos fuera del Capitolio, y tomó otra hora para que el edificio fuera declarado “seguro”. Las multitudes comenzaron a dispersarse un poco en esa época, pero un grupo considerable aún permanecía en Capitol Hill hasta la noche, siendo lentamente rechazado por las fuerzas del orden. Los funcionarios realizaron casi 50 arrestos, a medida que avanzaba la noche, muchos de los cuales fueron por violar las 6 p.m. de la ciudad. toque de queda que impuso.

Como resultado de las protestas, la representante Ilhan Omar dijo que redactaría artículos de acusación contra el presidente Trump. La representante de Nueva York, Alexandria Ocasio, luego tuiteó su apoyo a la iniciativa de Omar, simplemente diciendo “Impeach”. Otros, como todos los demócratas en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes que está presidido por el representante de Nueva York Jerrold Nadler, redactaron una carta al vicepresidente Mike Pence instándolo a invocar la Enmienda 25, que destituiría a Trump de su cargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.