Pasta de cúrcuma aprovecha sus grandes propiedades medicinales y agrégala a tus comidas

La raíz de cúrcuma está de moda y todos lo sabemos. Sin embargo este poderoso alimento medicinal es todo menos una simple moda o tendencia, se trata de uno de los aliados curativos más milenarios que existen. La cúrcuma es utilizada hace siglos como un popular remedio natural en la medicina Aryurveda, herbolaria y fitoterapia. 

Sus grandes bondades se deben a sus excepcionales propiedades antiinflamatorias, antibióticas y antioxidantes. Gracias a sus bondades el consumo de cúrcuma se asocia con cualidades para acelerar el metabolismo y potenciar la pérdida de peso, fortalece al sistema inmunológico, es un magnífico aliado para tratar el dolor, la inflamación crónica, padecimientos digestivos, enfermedades crónicas, inclusive previene el envejecimiento y mejora la salud de la piel. 

Lo cierto es que agregar cúrcuma a los alimentos y bebidas es considerado uno de los mejores hábitos alimenticios para beneficiar salud, ya que aporta un extra en nutrientes y antioxidantes. Sus usos en la cocina son inmensos se destaca por llenar de personalidad, aroma y color todo tipo de platillos como es el caso de sopas, salsas, guisados, estofados, marinados y también bebidas como jugos, smoothies, infusiones, panadería y por supuesto es ingrediente clave en la elaboración de la famosa golden milk. La leche dorada o golden milk es una bebida hecha a base de cúrcuma, pimienta y una mezcla de especias que al combinarse con un poco de aceite y leche de coco se convierte en un potente antiinflamatorio.

Con esta receta de pasta de cúrcuma casera será más fácil que nunca utilizarla de manera habitual y generosa al cocinar. Lo mejor de todo es que es un producto casero y 100% natural muy fácil de hacer y que rinde bastante bien.

Es una receta en la que se contempla el uso de pimienta negra uno de los ingredientes clave para potenciar los efectos del cúrcuma. Esto se debe a su contenido en una sustancia llamada piperina, responsable del característico toque picante de la pimienta y que se asocia con un aumento del 158% en la absorción del cúrcuma en el cuerpo. 

Sin lugar a dudas esta pasta de cúrcuma es un básico en la cocina, sobre todo para quienes ya descubrieron su magia y poder. Consumirla diariamente a través de diferentes preparaciones es un extraordinario protector estomacal, protege las neuronas, mejora la función hepática, depura el organismo y protege al corazón. 

¿Cómo hacer pasta de cúrcuma?

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de cúrcuma en polvo 
  • 1 cucharada de jengibre en polvo
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 cucharada de pimienta negra en polvo
  • 1/4 taza de aceite/manteca de coco 
  • 2 cucharadas de miel cruda
  • Agua caliente 
  • Frasco de vidrio pequeño con tapa hermética

Paso a paso:

  1. En un tazón mediano agrega los ingredientes en polvo: la cúrcuma, jengibre y la canela, mézclalos bien.
  2. Agrega el aceite de coco comestible y miel a la mezcla de especias secas. Asegúrate de integrar bien todos los ingredientes. 
  3. Agrega un poco de agua caliente lentamente hasta que se forme una pasta tersa y suave.
  4. Acomoda la pasta en un recipiente pequeño de vidrio con tapa y conserva en refrigeración. De está manera la pasta puede durar bien hasta por 1 mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *