Eliminación de la ley 50-a empieza a derribar el muro del secretismo policial en Nueva York

La aguja del reloj de las leyes que aumentan la vigilancia en los funcionarios policiales sigue moviéndose velozmente en Nueva York, al ritmo del descontento en masa que despertó la muerte de George Floyd y luego de años de controversias, por casos como el de Eric Garner, quien murió estrangulado en manos de un oficial de la policía de la ciudad de Nueva York.

Con la decisión de la Asamblea y el Senado Estatal de eliminar la sección 50-a de la Ley de Código Civil, que garantiza el secretismo de los registros disciplinarios de los funcionarios policiales, ahora solo falta la firma del gobernador Andrew Cuomo, para sellar una larga batalla de organizaciones civiles que abogan por reformas policiales.

“La Legislatura acaba de votar, para derogar 50-a y la promulgaré esta semana. Las innumerables voces a favor de la reforma se unieron y se escucharon. Ahora, es el momento para un cambio real”, anunció este miércoles el mandatario estatal.

La eliminación de la cuestionada ley, vigente desde hace 44 años, haría que las quejas contra los oficiales, así como las transcripciones y las disposiciones finales de los procedimientos disciplinarios, sean públicos, por primera vez en décadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COVID 19 NEWS

SIGUENDO EL COVID 19 INFORMACION MUNDIAL