En Nueva York hermano celoso mató brutalmente a adolescente hispano y luego salió a cenar

Siguen surgiendo escalofriantes detalles de la muerte de Winston Ortiz, adolescente de origen puertorriqueño apuñalado y quemado el miércoles dentro de un edificio residencial en El Bronx (NYC), uno de los homicidios más brutales este año en la ciudad.

Ortiz (18) había estado saliendo recientemente con la hermana de 14 años de su presunto asesino, Adones Betances (22), dijeron ayer fuentes policiales y de su familia.

Betances, quien vive a unas cinco cuadras de Ortiz, aparentemente se enfureció por la diferencia de edad entre los dos y siendo su hermana menor de edad.

Fue detenido ayer y acusado de apuñalar a Ortiz tres veces antes de rociarlo con gasolina y prenderle fuego en el pasillo del 5to piso de un edificio residencial en Highbridge, cerca del estadio de los NY Yankees, aunque ninguno de los dos vivía allí.

Las fuentes dijeron que Bentances entró a ese edificio sólo 10 minutos antes que Ortiz como parte de un ataque planeado. Y después del crudo homicidio llevó a su novia a cenar, como si nada.

“Todavía no puedo creerlo. ¿Qué se te pasa por la cabeza para hacer algo así?”, dijo Wilmer Ortiz (17), hermano menor de la víctima, en declaraciones anoche afuera del apartamento de la familia, citó New York Post.

Confirmó que Winston había sido novio de la hermana menor del sospechoso y que ella había terminado la relación el miércoles, poco antes del homicidio.

La joven habría sido parte de una trampa tendida a Ortiz, según su familia. La policía no ha confirmado esta versión, destacó NY1 Noticias.

Vecinos escucharon a Ortiz gritar, vinieron en su ayuda y le echaron agua en un intento de salvarlo. La policía dijo que Ortiz fue apuñalado dos veces en la espalda y una vez en el pecho y sufrió quemaduras en más del 90% de su cuerpo.

El adolescente moribundo identificó a su presunto asesino cuando la policía llegó al lugar, según las fuentes. Fue trasladado de urgencia a un hospital local en estado crítico, donde falleció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *