Gobierno reestructura y adapta planes a realidad.

La pandemia del nuevo cornavi­rus ha obliga­do a la admi­nistración del presidente Luis Abinader a ajustar su programa de Go­bierno, sometiéndolo a una reestructuración y adapta­ción que responda a la nue­va realidad que vive la Re­pública Dominicana y el mundo.

Lisandro Macarrulla, mi­nistro de la Presidencia, tie­ne varios años de trabajo en la configuración del pro­yecto de nación que llevó a Luis Abinader a la primera magistratura del Estado y hoy se sienta en el LISTÍN DIARIO a pasar balance a los meses de transición gu­bernamental, a los dos días que lleva en el Gobierno y a los planes que pretenden ejecutar en toda la gestión.

Lo primero es esa admi­sión: el programa de Gobier­no ha sido reestructurado y adaptado a la nueva reali­dad.

“Se había estructurado so­bre la base del momento. To­do ese ajuste se ha hecho sis­temático y gradual porque la sorpresa ha sido tan grande que la pandemia trae nuevos insumos que se reflejan en los programas y planes”, ex­plica el ministro.

Esa reestructuración a fondo de la que habla tiene tres pilares fundamentales: salud, por los terribles efec­tos del Covid-19 y la necesi­dad de una vacuna que reim­pulse la nación; educación, con el reto de garantizar co­bertura a toda la población estudiantil y en economía, con enfoque ya no necesaria­mente en la creación de em­pleos sino en evitar que estos se sigan perdiendo por los efectos del Covid.

El Gobierno de Luis Abi­nader prevé que los domi­nicanos vivan “en una nue­va normalidad” entre enero y febrero de 2021, para en­  tonces, desde ahí, priorizar los compromisos anteriores que habían adquirido “siem­pre y cuando aún tengan va­lidez”.

En la mirada a cada uno de esos tres pilares hay no­vedades interesantes para compartir con la ciudadanía.

Macarrulla explica que el plan para la educación do­minicana es que sea entera­mente virtual, aunque “todo parece indicar que será un hibrido en la primera etapa. “Nos estamos planteando el proceso educativo de forma virtual, a todos los niveles pero todo parece indicar que será un hibrido entre virtual y presencial”, señala.

Para esa modalidad com­partida las autoridades se han encontrado con algo inesperado: no hallaron la cantidad de equipos necesa­rios para estudiantes y pro­fesores.

“No encontramos la canti­dad de equipos adecuada en manos de los estudiantes y profesores para poder iniciar el año, eso vamos a tener que acelerarlo con acompaña­miento del PNUD para lograr mejores precios y la mayor transparencia”, dijo el funcio­nario.

Nada de esto estaba pla­neado o previsto hace dos años cuando comenzaron los trabajos del Gabinete Pre­sidencial que dirigía, en mo­mentos en que la campaña política no había arrancado.

Lo que sí vendrá, advier­te, es una inversión grande en tecnología para permitir a maestros y estudiantes te­ner las herramientas nece­sarias para echar adelante el proyecto educativo nacional, acompañado de una capaci­tación intensiva a los docen­tes para que sean capaces de llevar con éxito el proceso pe­dagógico.

Lisandro Macarrulla reve­ló que con esos fines se hicie­ron contactos durante la tran­sición gubernamental y se ha buscado el acompañamien­to del Programa de Nacio­nes Unidas para el Desarrollo (PNUD) para garantizar me­jores estándares de transpa­rencia en las compras.

El ministro Macarrulla par­ticipó ayer del Desayuno del Listín, cita en la que estuvo presente Manuel Corripio, presidente de la Editora Listín Diario; Miguel Franjul, direc­tor; Fabio Cabral, subdirector y Juan Eduardo Thomas, edi­tor jefe.

Los meses de enero y fe­brero están marcados en la agenda del gobierno de Luis Abinader como los de vacu­naciones masivas contra el Covid-19.

Para llegar hasta ahí, ex­plica Lisandro Macarrulla, ya se han hecho contactos con los países desarrollados que están más cerca de lograr la vacuna que reanime econó­micamente al planeta. Esos acercamientos los fueron ha­ciendo en la transición guber­namental, a modo informal porque aún no habían asumi­do funciones.

“Se han hecho contactos… se está haciendo el trabajo pa­ra nosotros estar en los lista­dos, hay que estar en todos”, dice el ministro.

“Nosotros nos estamos pre­parando para que haya va­cuna masiva entre enero y febrero pero eso no se pue­de asegurar. Uno va hacien­do proyecciones con varia­bles que sabe que no controla y juega con escenarios dife­rentes para siempre tener un plan”, dijo.

Económico

El plan de Luis Abinader era crear 600,000 empleos en cuatro años. Lisandro Maca­rrulla explica que tenían iden­tificados cuáles sectores nece­sitarían de estímulo especial y el tipo de estímulo que se ten­dría para los inversionistas. “Todo eso hay que revisarlo”, admite Macarrulla. “Ahora trabajamos no para crear, sino para que se pierda la menor cantidad posible”.

Y también laboran con la idea de garantizarle una renta mínima a los que han perdido sus ingresos. Las estimacio­nes que tienen a mano indi­can que 1,300,000 personas han perdido sus ingresos por la pandemia del coronavirus.

“Vamos a tratar que la eco­nomía en lo que resta del año se dinamice para empezar a revertir eso. Vamos a traba­jar con facilidades para las Mypimes, estímulos para re­apertura del sector turismo y trabajando esos sectores, con incentivos en periodo de la crisis, para empezar a revertir esa realidad y crear plazas de trabajo formales”, detalla.

Macarrulla indica que te­nían previsto un proyec­to para desmontar el déficit del Gobierno en un perio­do de varios años y que, sin embargo, todo eso tendrá que ser reajustado. Ilustra con un ejemplo: Cuando co­menzó la pandemia la previ­sión era un déficit de 2.4% del PIB. Ahora la proyección de los organismos interna­cionales indica que será en­tre 7 y 8 por ciento.

Ante todo este nuevo esce­nario se tomó la decisión de pedirle a Héctor Valdez Albi­zu que continuara en la go­bernación del Banco Central. “Para que haya continuidad en lo que se estaba haciendo”, explica el ministro de la Presi­dencia.

“Entendemos que se es­taba haciendo bien. La par­te monetaria se ha manejado con mucho cuidado”, dijo.

DATO

Incentivos

El Gobierno se plantea brindar financiamiento a las pequeñas y medianas empresas garantizando el repago a la banca nacio­nal. En turismo tendrán incentivos fiscales para impulsar el despegue del sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COVID 19 NEWS

SIGUENDO EL COVID 19 INFORMACION MUNDIAL