Abinader afirma que quien malverso dinero publico no va a quedar impune

Al cumplir el primer mes al frente del gobierno, el pre­sidente Luis Abinader di­jo anoche que trabaja para transformar el país median­te acciones urgentes con­tra el coronavirus Covid-19, ampliar la cobertura del se­guro de salud, la transfor­mación de la educación y la recuperación de la agrope­cuaria y el turismo.

En un discurso por una cadena de televisión, ra­dio y medios digitales, el mandatario expresó que está cumpliendo con su promesa de hacer “un go­bierno trasparente y que rendiría cuentas siem­pre”.

Igualmente, Abinader dio seguridad de que “na­die quedará impune si ha malgastado el dinero del pueblo”.

Agregó que para ello “designamos un Ministe­rio Público independiente cuya Procuradora debe ac­tuar con autonomía y solo guiada por la Constitución y las leyes de la República. Un cambio trascendental en nuestra historia”.

Salud

En materia de salud, Abi­nader señaló que el plan de acción iniciado pa­ra contener la expan­sión del Covid-19 inclu­ye la realización masiva de pruebas PCR, contra­tación de 1,000 médicos que estaban desemplea­dos, habilitación de más laboratorios públicos y la autorización a laborato­rios privados para reali­zar más pruebas.

Igualmente, el incre­mento en la disponibili­dad de camas y “la inclu­sión y participación de los ayuntamientos y organi­zaciones sociales en el ma­nejo de esta crisis”.

Educación y economía

El jefe del Estado dijo que ya destinó 40,000 millones de pesos “para que todos los jóvenes de la República Dominica­na no pierdan ni una so­la oportunidad de su fu­turo”.

“Pusimos en marcha pla­nes para nuestra educa­ción pública tanto en re­cursos materiales como en la formación y capacidad del profesorado”, agregó.

Consideró que el gobier­no se ha “adaptado rápida­mente a las circunstancias que nos ha impuesto la cri­sis porque a nuestra llegada no existía plan alguno pre­visto”.

Destacó que ya se están in­virtiendo más de 420 mi­llones de pesos “para que el sector turístico se recu­pere como motor que es de la creación de empleos y la economía de nuestro país”.

Recordó que son obras im­portantes la construcción de la autopista del Ámbar de Santiago a Puerto Pla­ta, “convertir también el puerto de Manzanillo en un gran centro de operaciones logísticas y de generación de energía para crear mi­les de empleos”. Ponderó el proyecto de 3,000 habi­taciones hoteleras en la zo­na turística de Pedernales, siempre respetando nues­tro medio ambiente.

Además, recordó que pa­ra impulsar el campo “co­locamos a través del Banco Agrícola 5, 000 millones de pesos en créditos para los productores a tasa cero”.

A continuación, texto completo del discurso pronunciado anoche por el presidente Abinader:

Buenas noches.

Hoy, hace justo un mes to­mé juramentación como presidente de la República.

Y hoy quiero hablarles a us­tedes, dominicanas y domi­nicanos.

Son ustedes quienes me eligieron.

Son ustedes quienes vo­taron por un cambio.

Son ustedes con quienes vamos a transformar este país.

Entonces dije que este sería un gobierno traspa­rente y que rendiría cuen­tas siempre.

Ayer presenté mi decla­ración jurada de bienes, y esta es la primera vez en la historia que se hace de for­ma pormenorizada y trans­parente.

Hemos hecho muchas cosas en estos primeros treinta días de mandato.

Desplegamos una inten­sa agenda de reformas para hacer real el cambio que te prometimos.

Lo primero, fue acometer las acciones urgentes que el COVID-19 nos obliga.

Decidimos incluir dos millones de dominicanos y dominicanas en el Servicio Nacional de Salud. A par­tir de este mismo año habrá cobertura universal y gra­tuita para todos nuestros compatriotas.

Este es el plan más ambi­cioso que jamás un gobier­no ha puesto en marcha en el sector salud en la historia de nuestro país.

Este plan de acción ini­ciado ya para contener la expansión del COVID-19 in­cluye:

-Realización masiva de pruebas PCR.

-La contratación de 1,000 médicos que estaban desempleados,

-La habilitación de más laboratorios públicos y la autorización a laboratorios privados para realizar más pruebas.

-Incremento en la dispo­nibilidad de camas.

-Y la inclusión y participa­ción de los ayuntamientos y organizaciones sociales en el manejo de esta crisis.

La pandemia no discrimi­na entre ricos y pobres.

Ningún ciudadano va a enfrentar esta crisis que atenta contra sus vidas solo. Estamos a su lado para ayu­darles.

Sin embargo, no hemos descuidado el resto de prio­ridades.

Destinamos ya 40.000 millones de pesos para que todos los jóvenes de la repú­blica dominicana no pier­dan ni una sola oportuni­dad de su futuro.

Pusimos en marcha pla­nes para nuestra educación pública tanto en recursos materiales como en la for­mación y capacidad del pro­fesorado.

Nos hemos adaptado rá­pidamente a las circunstan­cias que nos ha impuesto la crisis porque a nuestra lle­gada no existía plan alguno previsto.

Asignamos recursos es­peciales

 es­peciales a la Universidad Autónoma de Santo Do­mingo para que sus estu­diantes puedan tener edu­cación virtual y salvar su semestre.

Estamos invirtiendo más de 420 millones de pesos para que el sector turísti­co se recupere como mo­tor que es de la creación de empleos y la economía de nuestro país.

En el sector de infraes­tructura, arrancamos la planificación para iniciar la construcción de la auto­pista del Ámbar de Santia­go a Puerto Plata, convertir también el puerto de Man­zanillo en un gran centro de operaciones logísticas y de generación de energía para crear miles de empleos.

Así como el proyecto de 3 mil habitaciones hoteleras en la zona turística de Pederna­les, siempre respetando nues­tro medio ambiente.

Para impulsar el campo colocamos a través del Ban­co Agrícola 5000 millones en créditos para los produc­tores a tasa cero.

La reactivación econó­mica y la generación de empleos necesitan que movilicemos todos los ins­trumentos de inversión que estén a nuestro alcance.

Hemos eliminado estructu­ras paralelas, organismos su­perfluos y estamos haciendo un levantamiento de toda la estructura de gobierno para ver dónde malgastaban el di­nero de los dominicanos y las dominicanas.

Tengan por seguro, nadie quedará impune si ha mal­versado el dinero del pue­blo. Por ello designamos un Ministerio Público indepen­diente cuya Procuradora debe actuar con autonomía y solo guiada por la consti­tución y las leyes de la Re­pública. Un cambio trascen­dental en nuestra historia.

Apenas comenzamos y nos queda mucho camino por recorrer.

Hemos empezado a dar los primeros pasos. Y vamos a hacerlo con ustedes.

Porque el cambio es una ta­rea de todos, es un propósito compartido y entre todos ha­cemos el mejor equipo.

Muchas gracias y que Dios les bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *