Ciclones y coronavirus: Estas son las medidas que debe adoptar en casa y en los albergues

Esta temporada ciclónica comienza a representar una amenaza para  República Dominicana y otras islas del Caribe, en un momento en que está en pleno auge la pandemia por el coronavirus con muertes y contagio que limitan, en algunas demarcaciones, la capacidad de respuesta sanitaria.

Estar en la ruta de los huracanes, con la depresión tropical número nueve, casi convertida en tormenta Isaías, hace que los dominicanos se preparen por acumulados de lluvias y posible embate de los fuertes vientos, pero ahora la mochila o el botiquín deben estar más llenos.

Más allá de un radio de baterías, velas, fósforo, frazadas y medicamentos, la lista se extiende por el covid-19, se requiere  extremar las medidas de higiene, de manera que son indispensables las mascarillas, jabón, alcohol, gel desinfectante y guantes.  

También asumir las reglas que deben cumplirse en los albergues

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) preparó la guía operacional temporadas de huracanes 2020 Covid-19 que tiene los protocolos que implementan las autoridades en estos seis meses de amenaza, que inician el primero de junio y terminan el 30 de noviembre, y recomendaciones para que las familias elaboren su propio plan para protegerse.

Un plan familiar: prepárese para la temporada de huracanes, comprenda una  planificación que lleve a protegerse en casos de inundaciones y de covid-19

Alimentos, agua y medicamentos

Para preparar los alimentos bien cocidos, abastecerse de agua purificada y los alimentos, adquirirlos a tiempo, cocerlos bien, y sobre el comportamiento, debe prevalecer el distanciamiento físico para evitar el contagio.

 Se recomienda a las personas que están sometidas a tratamiento como hipertensión, diabetes y otras enfermedades, adquirir los  medicamentos con tiempo, para entrega a domicilio o por ventanillas. 

Si reside en zona vulnerable y debe ser llevado a albergues.

A las personas que deban ser llevadas a lugares más seguros que sus viviendas, en su kits necesitan artículos de uso personal para cuidarse ellos y proteger a los demás, como  desinfectante de manos o, si no está disponible, jabón en barra o líquido y dos cubiertas de tela para la cara para cada persona, o mascarillas.

El distanciamiento en estos lugares debe ser un esfuerzo colectivo, de mantenerse  por lo menos a dos metros o dos brazos de distancia de los demás y   

Manténgase seguro después de un huracán.

Después de un huracán o tormenta debe tratar de seguir las mismas medidas de  protección, con una cubierta para la cara, durante la limpieza o cuando vuelva a casa.

Si alguien resulta herido o enfermo debe  mantener limpias las heridas para prevenir infecciones.

“Recuerde: tener acceso a la atención médica durante la pandemia podría ser más difícil que de costumbre” dice la guía.

Estado emocional después de un huracán

Las personas que han enfrentado los efectos de un huracán también purden sufrir estrés y emociones fuertes, particularmente durante la pandemia del COVID-19., por lo que entre las recomendaciones está tratar de sobrellevar esos sentimientos y buscar ayuda, ya que según la guía hay personal que los ayudarán a recuperarse.

 Albergue público para desastres

Estos albergues, 2,396 con capacidad para 567,193  son administrados por la Defensa Civil y los encargados de emergencias, los administradores de albergues y los profesionales de salud pública “están tomando medidas para reducir la posible propagación del COVID-19 entre las personas que buscan seguridad en un albergue para desastres durante eventos de tiempo severo”.

 Prepárese para albergarse

Recomienda a las personas saber dónde hay un lugar seguro para refugiarse y pueda recibir las alertas meteorológicas.

“Averigüe si el albergue público local está abierto en caso de que deba evacuar su casa e ir allí. La ubicación del albergue este año podría ser diferente, debido a la pandemia del COVID-19.

Así se debe comportar en los albergues 

 Lavarse las manos es la regla universal donde quiera que esté un individuo para evitar el contagio del coronavirus, en el caso de los albergues debe ser constante este procedimiento;  “cúbrase la nariz y la boca al toser y estornudar, y cumpla con las políticas del albergue sobre el uso de cubiertas de tela para la cara. Si es posible, evite compartir alimentos y bebidas con los demás”.

Igualmente las personas deben procurar  proteger la protección de los demás en los albergues, sobre todo, los adultos mayores  y de cualquier edad con afecciones subyacentes graves, ya que representan mayor riesgo para enfermarse gravemente con el COVID-19.  

Evite tocar las superficies de contacto frecuente, como las barandas, tanto como sea posible. Si no es posible, lávese las manos o use desinfectantes de manos que contengan por lo menos un 60 % de alcohol inmediatamente después de tocar estas superficies.

 Si presenta síntomas de covid en un albergue debe informarle inmediatamente al personal encargado del lugar para el aislamiento y así evitar la propagación del virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *