Empleados del Gobierno, en medio de la incertidumbre

El miedo y la incertidum­bre imperan entre los em­pleados públicos del país ante posibles despidos por el cambio de Gobierno a partir del próximo 16 de agosto, cuando el presi­dente electo Luis Abinader asuma el cargo.

Pese a que Abinader sostuvo en un momento que no “vienen como una aplanadora” y manten­drán aquellos empleados públicos de carrera “aun sean peledeístas”, algunos servidores públicos sien­ten temor de que desistan de sus servicios.

Durante un recorrido este martes de periodis­tas de Listín Diario por di­ferentes oficinas guberna­mentales se constató con varios trabajadores el am­biente de inseguridad que circula por los pasillos y cubículos de trabajo de esas instituciones.

“Todo el mundo tiene miedo. Cuando entran es­tas gestiones nuevas es ca­si seguro que todo el mun­do se va”, estas fueron las palabras de un empleado del sector público al referir­se a la situación de transi­ción de Gobierno.

El empleado indicó que pese a tener 20 años traba­jando para el Estado y ha­berse desempeñado en va­rias áreas, entre ellas de mayordomía y manteni­miento, puede correr el riesgo de ser despedido.

Una recepcionista de una de las instituciones estatales indicó sentirse “insegura” en vista de que trabaja en un área administrativa don­de se le ha informado que en cada nuevo Gobierno es colocado un nuevo perso­nal.

La mujer que lleva cuatro años trabajando en sus fun­ciones teme quedarse sin el empleo debido a que no contará con otro medio de sustento.

“Lo más probable es que la nueva gestión va a traer su recepcionista, su secreta­ria y que uno esté en la lis­ta negra como uno dice”, indicó la joven que decline ser identificada. Además, agregó que de realizarse un cambio estos se tomarían un tiempo para concretarse.

Empleados de carrera

Al conversar con algunos empleados de carrera que han laborado por más de 16 años en la administración pública, indicaron que pese a sentir cierta “amenaza” en sus lugares de labor duran­te el proceso de campaña, tienen seguridad de que el presidente electo no impro­visará en relevar posiciones.

 “En lo poco que he visto del presidente electo Luis Abi­nader, independientemen­te del sentir que uno pue­da tener de la amenaza de campaña, veo que sus pa­sos están enfocados al for­talecimiento institucional y hacer un Gobierno sin im­provisaciones”, sostuvo un empleado que tampoco quiso identificarse.

Agregó que todas las ins­tituciones del Estado con sus debilidades y fortalezas necesitan ese personal ex­perimentado que cumpla y haga su trabajo.

Además, señaló la impor­tancia de la ley número 41-08 de Función Pública, la cual tiene por objeto regu­lar las relaciones de trabajo de personas designadas por autoridad competente para desempeñar los cargos pre­supuestados para la realiza­ción de funciones públicas en el Estado.

Esta ley protege a los em­pleados de carrera debido a que los mismos son trabaja­dores que cuentan con una capacitación en sus respec­tivas áreas y también con las competencias requeri­das.

El pasado 6 de julio, el di­rigente del Partido Revolu­cionario Moderno (PRM), Ramón Alburquerque, dijo que luego de la toma de po­sesión del nuevo presidente de la República, el Gobier­no no podrá despedir a la totalidad de los empleados públicos porque una parte es indispensable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *