La concesión del Aeropuer­to Internacional de Bávaro, otorgada por el Poder Ejecu­tivo mediante decreto emiti­do el jueves pasado y a me­nos de un mes de concluir el gobierno del presidente Da­nilo Medina, se realizó en ba­se a informes técnicos y docu­mentaciones que no han sido revelados por las autoridades competentes.

Uno de los documentos más requeridos es el informe téc­nico de la Comisión Aeropor­tuaria (CA), que le ha sido so­licitado por distintos recursos para poder conocer las razo­nes de su resolución, fecha­da el 23 de enero, y en la que dio “su conformidad y no ob­jeción al desarrollo, construc­ción, operación y explotación económica del proyecto Aero­puerto Internacional de Báva­ro AIKB S.A.S., al amparo de los mismos términos y condi­ciones contractuales que los demás aeropuertos de propie­dad privada que actualmente operan en la República Domi­nicana”.

Este diario supo que tan pron­to se produjo la decisión de la Comisión Aeroportuaria se produjeron acciones de la Corporación Aeroportuaria del Este (CAE), propietaria del Aeropuerto de Punta Ca­na, que depositó un recurso de reconsideración y solicitó que se le proporcionara el es­tudio técnico y la documenta­ción del caso, amparándose en la Ley General de Libre Ac­ceso a la Información Pública. Hasta el día de hoy, y de acuer­do a personas con conocimien­to del proceso, la Corporación del Este no ha recibido respues­ta aunque sí le fue rechazado el recurso. Igual petición cursó en un recurso jerárquico, también rechazado, ante el Ministerio de Obras Públicas, que detenta la presidencia exoficio de la CA.