¿Cuáles son las causas del exceso de vello en las mujeres?

Cuando el crecimiento de vello en las mujeres es excesivo, oscuro, grueso, se parece mucho al de los hombres, y aparece sobre todo en la cara, el pecho y la espalda, se puede sospechar del exceso de testosterona. Sin embargo, son muchos los factores que pueden incidir en el crecimiento del vello. Aquí te hablaremos sobre ello.

Cómo identificar el hirsutismo

Según la Clínica Mayo, el hirsutismo aparece, por lo general en las mujeres que no tienen vello. Su aspecto es rígido y oscuro, y aparece en zonas donde las mujeres no suelen tener vello, como la cara, el pecho e incluso la parte inferior de la zona abdominal.

Esto se debe a los altos niveles de hormonas masculinas, o andrógenos. De hecho, puede ser una característica de un proceso llamado virilización, que va surgiendo con el paso del tiempo. Además del hirsutismo, otras características son: calvicie, voz gruesa, aparición de acné, reducción del tamaño de los senos, agrandamiento del clítoris e incremento de la masa muscular.

Por qué se produce

Foto: Shutterstock

Existen diferentes causas para que aparezca el exceso de vello en las mujeres. La primera, y tal vez la más común, es el síndrome del ovario poliquístico. Es un problema que inicia en la pubertad y provoca desequilibrio hormonal, sobre todo de las hormonas sexuales.

Esta enfermedad puede provocar, además del crecimiento de vello, obesidad, irregularidades con el periodo, infertilidad y quistes múltiples en los ovarios. Pero no es el único problema. El síndrome de Cushing, provocado por el exceso de cortisol también causa el exceso de vello.

Por otro lado, la hiperplasia suprarrenal congénita se identifica porque produce una cantidad anormal de esteroides, incluyendo cortisol y andrógeno. Algunos medicamentos también pueden causar hirsutismo.

La obesidad también es un factor de riesgo. Por eso, al notar un incremento del vello en zonas donde este no aparecía, y si además su textura es más gruesa de lo normal, lo prudente sería acudir al médico para una evaluación y un diagnóstico certero, ya que la salud, en estos casos, podría estar en juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *