Cuida el peso, la piel, músculos y corazón con sopa de aguacate y tomate

El verano es la oportunidad para disfrutar de las sopas frías, de cocinar con los frutos frescos en recetas muy sencillas pero llenas de sabor y beneficios a tu cuerpo. Todo en el mismo paquete.

Los tomates y el aguacate son ricos en nutrientes y antioxidantes que apoyan una piel saludable, pérdida de peso, cuidan tu vista, favorecen el sistema inmune y la salud del corazón. Ya te diremos cómo es que actúan.

En conjunto, ambos alimentos te aportan fibra, potasio, vitamina C, vitamina E, ácido oleico, colina y antioxidantes como luteína, zeaxantina, betacaroteno y licopteno.

Aunque comerás la sopa fría, la preparación en un inicio será caliente, esto es para aumentar la disponibilidad de nutrientes clave del tomate como el licopteno. El aguacate será agregado al final.

Sopa de tomate y aguacate

Ingredientes

  • 6 tomates picados o 4 tazas de tomates enlatados
  • 6 cebollas verdes picadas
  • 1 aguacate, cortado en cubitos
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 hoja de laurel
  • ¼ cucharadita de sal
  • 1 taza de agua
  • 2 tazas de caldo de verduras
  • Rodajas de limón (para decorar)
  • Cebollino picado o cebolleta (para decorar)

Preparación

  1. Coloca en una olla los tomates, cebolla, ajo, laurel, sal y una taza de agua.
  2. Cocina a fuego lento durante 20-30 minutos.
  3. Agrega el caldo y cocina a fuego lento durante otros 15 minutos.
  4. Cuela y enfría.
  5. Sirve en tazones y agrega aguacate.
  6. Decora con rodajas de limón.

Beneficios

Para tu piel

Los tomates son una excelente fuente de vitamina C un poderoso antioxidante que reduce el daño por la luz solar, la contaminación y el humo que provocan arrugas, flacidez de la piel e imperfecciones. Además, tu cuerpo necesita de vitamina C para producir colágeno.

Por su parte, los aguacates te aportan vitamina E que también ayuda a cuidar tu piel.

Para tus músculos

El aguacate y el tomate te aportan potasio. El aguacate tiene mayor cantidad de potasio que un plátano, un mineral que ayuda a equilibrar los niveles de sodio en la sangre, favorece la contracción muscular y la transmisión nerviosa.

Para tus defensas

La vitamina C y la vitamina E estimulan el sistema inmunitario para que éste pueda combatir las bacterias y los virus que lo invaden.

Para el corazón

El aguacate es rico en ácido oleico (como el aceite de oliva) y antioxidantes que son antiinflamatorios y favorecen la salud cardiovascular. Reduce los niveles de colesterol LDL (malo) y reduce los triglicéridos. La vitamina E del aguacate también ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y evitar la formación de coágulos de sangre en su interior. La colina de los tomates también favorece la salud del corazón.

Para la vista

Los aguacates son ricos en antioxidantes, como la luteína y la zeaxantina. Ambos nutrientes son muy importantes para la salud ocular, reducen el riesgo de degeneración macular y cataratas. Además de luteína, el tomate aporta licopeno y betacaronteno que también favorecen la salud de tos ojos.

Perder peso

Los aguacates son ricos en fibra y bajos en carbohidratos. Te mantiene lleno por más tiempo, controlando el apetito y favoreciendo que comas menos calorías y promueve la pérdida de peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *