Dieta de la saciedad controla el peso y mejora la salud

Hoy en día tenemos a la mano todo tipo de pautas alimenticias que funcionan como una poderosa herramienta para perder peso y ganar salud. Existen muchas opciones que se acoplan a los diferentes estilos de vida y preferencias de cada persona, es por ello que la oferta es amplia. Probablemente en los últimos meses la dieta keto ha sido una de las tendencias más populares, sin embargo parece ser que recientemente la dieta de la saciedad se esta llevando el trono; en gran parte porque muchos la consideran menos restrictiva.

Este estilo de alimentación tiene como objetivo brindar beneficios similares a la dieta keto, entre los que se destaca una mayor pérdida de peso, control del apetito, menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, mayor pérdida de grasa, mejor sensibilidad a la insulina y estado de ánimo. La diferencia: en la dieta de la saciedad no se omiten grupos de alimentos enteros como el caso particular de los carbohidratos. 

¿En qué consiste la dieta de la saciedad?

Más que una dieta se trata de un estilo de vida que ayuda a las personas a perder peso y controlarlo, también se asocia con grandes propiedades para la salud en general. Gran parte de sus bondades se deben a que es un tipo de dieta que se basa en el consumo de alimentos muy saludables que son especialmente saciantes. 

Probablemente la mayor ventaja de este tipo de dieta sea lo completa y abundante que puede llegar a ser, sin recurrir a limitaciones innecesarias que solo generan ansiedad. Entre los principales grupos de alimentos que no deben de faltar se encuentran:

  • Proteínas de alto valor biológico, sobre todo las carnes magras, pollo, pescado, mariscos y huevo.
  • Alimentos con un alto contenido en fibra, como los granos enteros, frutas y vegetales.
  • Grasas saludables, como el aceite de oliva, los frutos secos, las semillas y el aguacate.
  • Productos lácteos ricos en probióticos, como el yogurt y ciertas variantes de quesos.
  • Alimentos que contengan capsaicina, como el chile y los pimientos.
  • Frutas y verduras, llenas de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

La mentalidad que sigue esta dieta es lo que la hace tan especial teniendo en cuenta que todas las dietas se basan en limitaciones, resulta muy interesante saber que el único principio de la dieta saciante es comer alimentos ricos en nutrientes, tan saciantes que brindan plenitud y harán que te olvides del hambre durante todo el día. 

A la vez se trata de un estilo de vida que se caracteriza por ser muy equilibrado y bien sustentado, ya que cada uno de los grupos de alimentos recomendados aportan diferentes beneficios terapéuticos. El conjunto de esta serie de bondades engloba aspectos fundamentales para una buena salud, entre los que se destacan:

  • Disminución en la grasa corporal. 
  • Equilibrio en la presión arterial.
  • Beneficios en la regulación del azúcar en la sangre. 
  • Incremento en el ritmo metabólico.
  • Mejor salud cardiovascular. 
  • Beneficios en el estado de ánimo y humor.
  • Disminución del apetito. 
  • Incremento en la energía y rendimiento físico.
  • Mejor salud digestiva e intestinal. 
  • Sistema inmunológico más fuerte, es clave en la prevención de enfermedades.

Seguir este estilo de alimentación no sólo es una extraordinaria manera de mantener el peso ideal, es la llave del equilibrio y el bienestar. Lo mejor de todo es través del consumo de alimentos de calidad, no sólo estamos aportando todos los nutrientes esenciales que el organismo necesita; estamos conectando con nuestra intuición al escuchar a nuestro cuerpo y sus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COVID 19 NEWS

SIGUENDO EL COVID 19 INFORMACION MUNDIAL