De Marchena: “El gran reto será preservar los empleos turísticos”

La industria turística a nivel mundial representa uno de cada diez empleos y en el caso de República Dominicana, representa un poco más que ese promedio. En RD el impacto que tiene toda la cadena del sector turístico se acerca a un 19% del PIB, es por ello que el primer reto que tiene el próximo gobierno es preservar esos empleos turísticos”.

Así lo explicó el abogado y experto turístico Enrique de Marchena Kaluche, al participar recientemente en una entrevista virtual para el programa “Esta Misma Semana”, realizado por los comunicadores Huchi Lora y Diana Lora.

De Marchena, quien participó junto a Simón Suárez, expresidente de Asonahores y ejecutivo del Grupo Puntacana, consideró que el Gobierno manejó adecuadamente la crisis del Covid-19, tanto en los aspectos sanitarios como en el aspecto económico.

“La creación de los programas FASE y las recomendaciones del Gobierno, sirvieron para que si bien el sector más impactado, el sector turístico, pudiera suspender a los trabajadores sin la necesidad de enviarlos a la calle, y eso es exactamente lo que se ha hecho. Cerca de 200 mil empleos turísticos, se han puesto en el programa FASE y de una manera u otra se ha tratado de gratificar a los empleados en sentido general, mientras que algunas empresas han podido mantener sus nóminas y pagarla”, explicó De Marchena.

Manifestó que el impacto directo en cuanto a pérdida de empleos no ha sido significativo, lo que sí es un reto del próximo gobierno es cómo preservar esos empleos. “Si vamos a abrir el 1 de julio posiblemente con una capacidad que no irá más allá del 30%, cuál va a ser el manejo que se le va a dar a la nómina de empleados en cuanto a las suspensiones, el hecho de tratar de evitar las cancelaciones o el desahucio. Tiene que haber un equilibrio entre el interés de la empresa y del empleado. Creo en definitiva que uno de los retos será preservar los empleos”.

“Hasta ahora yo no he oído más allá de FASE y de una posible revisión del APA con los hoteles, que haya ninguna indicación cierta y certera sobre algún incentivo adicional. Hay que tomar en cuenta también que en algunos polos turísticos no aplica el APA (Acuerdo de Precios Anticipados), y hay hoteles que no tienen los incentivos de la Ley 158-01 o mejor conocida como la ley del Confotur, esos son hoteles que tienen una mayor propensión a ser impactados económicamente”, opinó.

De su lado, Simón Suárez, expresó que se debe inyectar capital en toda la estructura productiva del sector turístico, al igual que en los demás sectores. “Eso es necesario porque en el fondo estamos preservando una industria y hay que asegurarse de que no fracase. Hay que aprovechar todas las fuentes internacionales de recursos a las que podamos acceder, comenzando con el FMI y siguiendo con todas las demás, especialmente las que ofrezcan condiciones más blandas”.

En su comentario de cierre, Enrique de Marchena Kaluche, resaltó la respuesta que la banca nacional e internacional y los fondos de inversiones han dado a la reapertura del turismo en República Dominicana. “Ha sido positivo y favorable, hay deseos de que la industria recupere su curso, de apoyar a la hotelería nacional por medio de refinanciación, aportes de nuevos capitales…, eso es importantísimo porque esto es una rueda y lo importante es que todo el engranaje funcione”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *