Preocupación por posibles recortes a servicios de inmigrantes en presupuesto final de NYC

Faltan solo tres de días para que el Concejo Municipal y la Administración De Blasio presenten el presupuesto final de la Gran Manzana, y en medio de las negociaciones sobre cómo se destinarán los $89,300 millones que se estima regirán el futuro de la ciudad en el próximo año fiscal 2021, son muchas las preocupaciones que asaltan a los neoyorquinos, entre ellos a comunidades de inmigrantes que temen verse seriamente afectadas por eventuales recortes.

Las conversaciones sobre el presupuesto avanzan aceleradamente, entre otras cosas, con la presión para que se le quite a la Policía $1,000 millones de los $6,000 millones que se destinan en fondos y la posibilidad de que 22,000 empleados municipales pierdan sus trabajos, a fin de poder tapar el hueco fiscal de $1,000 millones que ha dejado la pandemia del COVID-19, y en medio de ese ambiente, grupos pro-inmigrantes están en ascuas.

Aunque el alcalde Bill de Blasio no ha manifestado exactamente cuánto dinero dejarán de recibir los diferentes programas de la Ciudad, este viernes reafirmó que si no reciben ayuda federal o estatal, todas las agencias sufrirán pérdidas, por lo que grupos defensores de inmigrantes hicieron un llamado a que no se le quiten fondos a programas vitales y que en cambio se le retiren recursos al NYPD.

“En el próximo presupuesto, el Concejo de la Ciudad tiene la oportunidad de hacer lo correcto por las comunidades inmigrantes, negras y de color. Exigimos un presupuesto que priorice los servicios de financiación que brinden oportunidades reales y nos mantengan seguros”, dijo Javier H. Valdés, codirector ejecutivo de la organización Make the Road New York. “Necesitamos un recorte presupuestario de $1,000 millones en el NYPD, un recorte esencial para reinvertir en programas que apoyan a nuestros jóvenes, aumentar los fondos para servicios legales clave de inmigración, educación de adultos, programas de verano para jóvenes y mucho más”.

Murad Awawdeh, vicepresidente ejecutivo de Defensa y Estrategia de la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC) criticó que la Administración De Blasio parezca no querer priorizar necesidades básicas de la comunidad inmigrante e hizo un llamado al Concejo Municipal para que se invierta en planes de asesoría legal y salud, en lugar de invertir tanto en la Policía.

Es desconcertante e indignante que el Alcalde continúe protegiendo el presupuesto de la policía de Nueva York a expensas de los servicios vitales que ofrecen un salvavidas a las familias de Nueva York que luchan con la pandemia COVID19 y los continuos ataques de la administración Trump contra nuestras comunidades”, dijo el vocero de la NYIC. “Los posibles recortes a los servicios legales significan que nuestros trabajadores inmigrantes esenciales podrían enfrentar la deportación con poco acceso al debido proceso o al asesoramiento legal esencial para mantener a nuestras familias unidas y comunidades estables (…) Nueva York no puede sobrevivir a esta pandemia sin asegurar la salud y el bienestar de todos y cada uno de nosotros”.

Crece campamento afuera de City Hall

Y mientras sigue la presión, incluso con el aumento del tamaño de actual campamento masivo del movimiento ‘Black Live Matter’ a las afueras de City Hall para que el Concejo Municipal y el Alcalde retiren fondos sustanciales a la Uniformada, defensores de inmigrantes levantaron su voz para exigir a la Ciudad que no corte a los más vulnerables.

El cambio transformador debe comenzar con la desinversión de al menos $1,000 millones directamente del presupuesto de gastos del año fiscal 21 de casi $6 mil millones al NYPD, pero no puede terminar ahí. Debemos reducir drásticamente la huella de la aplicación de la ley y revertir nuestro desembolso de décadas de servicios sociales e infraestructura pública”, aseguraron a través de una carta enviada a De Blasio las organizaciones The Legal Aid Society, Brooklyn Defender Services, The Bronx Defenders, New York County Defender Services, Queens Defenders y Neighborhood Defender Service of Harlem.

El presupuesto de la ciudad de Nueva York está lamentablemente desconectado de los valores de los neoyorquinos, valores que nuestros vecinos que se han tomado por las calles para reafirmar que el elevado presupuesto de la policía de Nueva York amenaza la vida de nuestros vecinos negros y de color, y priva de recursos vitales a comunidades como la nuestra en el alto Manhattan”, dijo Alice Fontier, directora del Servicio de Defensa del Vecindario de Harlem. “El alcalde de Blasio y el Concejo deben responder a las exigencias de su ciudad”.

Alcaldía afirma hay recursos para inmigrantes

Julia Arredondo, vocera de la Administración De Blasio, aseguró que dentro de las discusiones del presupuesto, la Administración De Blasio incluyó los $33 millones anuales de inversión en servicios legales de inmigración, cifra que activistas exigen debe ser incrementada debido al elevado número de casos.

“Estamos teniendo conversaciones con el Concejo Municipal sobre las prioridades del presupuesto compartido, incluidos los ahorros, y publicaremos detalles en el Presupuesto adoptado”, dijo la funcionaria “MOIA (Oficina de Asuntos de Inmigración de la Ciudad) ha sido instrumental en la movilización de esfuerzos de respuesta rápida para combatir rápidamente las propuestas y políticas antiinmigrantes de la Administración Trump, a través de la institucionalización de servicios legales de inmigración gratuitos y seguros, y asegurando que los miembros de la comunidad y las partes interesadas tengan información oportuna y crítica sobre sus derechos y los servicios disponibles de la Ciudad”.

Sobre el efecto que verán los inmigrantes en los recortes contemplados por la Ciudad, un vocero del presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, se limitó a decir: “las conversaciones sobre el presupuesto siguen en curso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *